martes, 23 de noviembre de 2010

Dar


Encontré lo más bello de la existencia –
tu corazón
Y sin embargo no he sabido salvarlo del daño
Pues mi mundo aún estaba oscuro
Cuando entraste en él como un sol
No tengo nada más que darte
Que sólo lo que soy -
Mi presencia, mis anhelos, mi tormento y mi paz

A veces me ciega tu luz tan inmensa
Y me siento demasiado descubierta
Como una isla salvaje invadida por primera vez

Sólo soy un susurro del viento abrazado por un árbol
Sólo soy un pequeño corazón de una rocosa montaña acostada contra el horizonte
Sólo soy una luna llena y vacía a la vez en la inmensidad de cielo estrellado
Sólo soy un grano de arena en el reloj del tiempo…
Soy este momento, soy Nada y Todo

Si te basta con eso
Desde siempre tuyo será…

2010

Imagen del archivo personal