lunes, 20 de diciembre de 2010

Se Incendió




se incendió y se apagó la hoguera de un alma
y se convirtió en una noche azul
me quedé fuera de la ceniza incandescente
tras muros grises… al otro lado del pasado…
pero en el azul infinito una estrella cerró los ojos al nacer:
no quiso sufrir
sólo inhalar el aire centelleante y ligera aletear…
el silencio se tiñó de blanco
empecé a discutir con las gaviotas del olvido
les prometí no acoger más mascotas nuevas
y tener suficiente con una estrella y la lluvia
con un lienzo en blanco, donde todo aún es posible
y las páginas blancas de desacuerdos
donde se podrá leer todas mis vidas posibles
pero ya sabes: no las venderé por nada,
por lo menos no en esta corta vida…

ocúltate mejor, más profundo, más lejos
ya no quiero encontrarte donde siempre estás
transfórmate en la mariposa añorada y vuela allí
donde tu silencio será tu bendición

se incendió y se apagó…
estalló y se fue azul en la noche: la hoguera de nuestras almas
plenamente… 


2010

(Imagen del archivo personal)






Una canción para acompañar el momento...