martes, 26 de abril de 2011

No Alcanzo






El tiempo rancio se escurre entre los dedos
Y como una serpiente se desliza sobre mi cabeza
Su aguijón aún fresco en la memoria
Como en una cama blanda se marca