martes, 26 de abril de 2011

No Alcanzo






El tiempo rancio se escurre entre los dedos
Y como una serpiente se desliza sobre mi cabeza
Su aguijón aún fresco en la memoria
Como en una cama blanda se marca
No sé si puedo despertar este silencio atroz
Con un puñado de arena pisoteada espolvoreo sus ojos
Para que sienta el rostro encendido del sol mire dónde mire
Y la carga que la vida ata a los hombros de los viajeros

Hacia delante corro pero me quedo en el mismo lugar 
Algo inexorable me empuja escaleras abajo
Al sótano con respiraderos medio abiertos
Allí el mundo con mi tiempo, como un paquete barato en su seno,
Se sube a un tren mientras
Yo no lo alcanzo


(Escrito en Letonia 2005, traducido 2011)
Imagen de Internet