martes, 20 de septiembre de 2011

El Cuento Sobre la Pequeña Tristeza





La pequeña Tristeza
Era la niña que encerraste en su habitación
Apagaste la luz y te olvidaste de ella
Pasaron años y ella se quedó en silencio
En la misma postura
Como una muñeca de mármol
La Oscuridad fue su única amiga
Sólo que no sabía jugar al escondite
Pues estaba por todas partes:
La niña cerró los ojos y estaba allí,
Los abrió y aún siguió allí
La Oscuridad estaba dentro de ella
Y alrededor de ella…
La niña lloró lágrimas oscuras
Que marcaron su blanco rostro
Como dos ríos negros
Estaba triste porque la Oscuridad
No sabía jugar al escondite…
Un día apareció una araña negra y grande
Con patas largas y peludas
La pequeña Tristeza rió
Porque le hacían cosquillas en la mejilla
Por fin tenía una amiga de verdad
Dijo que se llamaba Lápida
Porque llevaba una cruz en la espalda
Lápida cubrió el pelo de la niña
Con un precioso velo de telarañas
Y le dijo que ahora sería una novia perfecta
Sólo que habría que encontrar un candidato…
La pequeña Tristeza agitó la cabeza
Pues no sabía qué significaba eso
Sólo conocía dos cosas en su vida:
La Oscuridad y la araña
Se puso triste otra vez 
Porque no conocía nada del Mundo
Y ríos negros corrían por sus mejillas…

Así un día la encontraste por casualidad
Abriste la puerta de la habitación olvidada
Y la Oscuridad te envolvió con sus brazos
Una araña te pasó por un pie
Y dentro de la Oscuridad viste
Dos ojos brillantes de lágrimas
Era tu pequeña Tristeza…
Se levantó su largo velo de telarañas
Y mirándote fijamente en los ojos susurró:
¿Serás mi novio?

2011

Imagen: mi dibujo.