domingo, 29 de enero de 2012

El Veraneo De Tus Ojos





Estoy sentada en el veraneo de tus ojos
Donde al instante se juntan búhos volando
Con negras pupilas

Y el viento sacude
El resplandor flameante crepuscular
Que se diluye
En la palidez de mis manos
El sol nocturno
Como un ingenuo
Se aturde de tu mirada:
Un poco saturada de la dicha
Y lentamente se hunde en el mar
Como en un oasis de sueños

Tus ojos son
La casa de mi verano
Huele a miel humeante
Y fresas ardientes
Sabrosa por un momento
Como un trago de tequila
Después de tu llegada


2002
Un poema de mi amiga Iveta Jermacane.