martes, 12 de enero de 2016

Hay días



hay días abandonados como edificios
quietos como árboles quemados
diminutos agujeros negros
destruyendo los animales salvajes de mi piel
hay días mudos 
peces sin agua
trenes parados sin paradas
días nocturnos de velas apagadas
velando por las puertas 
muertas
hay días con los caminos cerrados
tan perfectos en sus espacios pequeños
tan necesarios para dormir
y no soñar con los pájaros perdidos
hay días solo para respirar
devorar las razones sin razón
y aprender de nuevo a abrir los ojos
aprender a ser

2016


Imagen: oprisco




No hay comentarios:

Publicar un comentario